La hora de los grandes

Como dice un gran gurú muy conocido “Cuando empiezan las dificultades los grandes se divierten” y por lo que estamos viendo el año 2009, va a necesitar que los grandes de cada empresa, de cada multinacional o de cada PYME se diviertan y se diviertan mucho.

garfieldA llegado la hora de demostrar porque ocupamos el cargo que ocupamos, porque tenemos los bonus que tenemos y porque nuestro coche de empresa es más bonito que el de los demás. Si eres realmente un grande no podrás escudarte diciendo que la coyuntura es mala, que si la crisis, que si es muy complicado vender con el panorama actual, bla, bla, bla…. todas estas excusas son para la gente normal pero tu, mírate bien, eres uno de los grandes.

De ti se espera lo mejor, que inspires al resto de empleados (piensa que ellos solo son normales), que seas creativo encontrando nuevas vías de negocio y desarrollo o que tengas una idea brillante que permita diferenciarte de tu competencia y que te haga invencible ante cualquier competidor.

Porque ser un grande cuando todo va bien es relativamente fácil, pero correr a favor del viento es algo que a un grande, como tú, no le motiva y le aburre. Ahora a llegado el momento de demostrar porque estas donde estás, esta crisis es como un regalo para ti, es tu momento… a divertirte grande!!!

Pero lamentablemente lo que suele pasar es que ni el grande era tan grande, ni el normal tan pequeño y la crisis pone a cada uno en su sitio, excepto para los que realmente si que son buenos profesionales porque saben que sin equipo no eres nada, personas que crean un ambiente de trabajo propicio para el éxito(con o sin crisis),convencen e implican a sus compañeros para conseguir objetivos comunes y no solitarios al estilo de que grande soy!!, gente como el gurú que dijo la frase que ha inspirado este post y que también lo ilustra.

Si, efectivamente el famoso gurú es Garfield.

Anuncios

6 thoughts on “La hora de los grandes

  1. Lo malo es que cuando el viento sopla de frente, muy fuerte, por mas que disfruto y me rio, no puedo abrir los ojos para ver cuán grande soy.

  2. Me alegro que lleves gafas para poder verme. Prueba a no mirarte en los espejos. La luz dejará de reflejarse y no necesitaras gafas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s